top of page
Gabriela Borraccetti

El Universo en tí

Buscar

Psicoastrologuia de Neptuno: como reconocer su influencia en nuestra Carta Natal

El 23 de septiembre de 1846, Galle descubrió oficialmente al planeta Neptuno, aunque previamente, había sido confundido con una estrella por Galileo, y a posteriori Adams y Le Verrier, habían inferido "indirectamente" su presencia por observar que las órbitas de Júpiter, Saturno y Urano, no se comportaban según las leyes de la física.


Seguramente serán muchas las publicaciones que podremos leer acerca de la mitología y los arquetipos neptunianos simbolizados por planeta y el signo, pero al menos hoy, quisiera transmitir algunas imágenes que se me presentan al pensar en Neptuno recorriendo el signo del fantástico Piscis.


¿Que pasa si de pronto nos sumergiéramos en lo profundo del mar?.

Y si antes de sumergirnos viésemos desde la costa el avance de una hola gigante?.

No cabe la duda que en en cualquiera de las dos experiencias, si algo sucediese, tendría que ver con quedarnos mudos y perder las palabras.


Neptuno, dios del mar

Quien haya alguna vez sumergido la cabeza en el agua para experimentar lo que sucede si uno intenta hablar, conoce que los sonidos, en esas condiciones, tienen bordes indefinidos, al igual que las imágenes y todo aquello que se relacione directamente con los sentidos que ejercitamos sobre la tierra. Lo que por intermedio de nuestro sistema sensorial se nos hace asequible a la consciencia e identificamos como realidad mientras estamos pisando la costa, se desdibuja por completo cuando la situación pasa a estar dentro del ámbito acuático. Uno puede explotar toda la fuerza y capacidad de sus pulmones para tratar de comunicar algo a quien esté también inmerso, y no lograremos hacerle saber que es lo que estamos diciendo. A lo sumo, lo que sucederá, es que tengamos que salir rápido a la superficie con el fin de recuperar el aire que hemos perdido en ese grito que ha quedado cubierto de burbujas.


Todo lo que afuera podemos experimentar fácilmente, aquí queda literalmente "ahogado". Las ondas sonoras, la claridad de los bordes visuales, las diferencias de temperatura, textura, los sabores y los olores, parecen ser solo utilizables mientras sea el aire lo que entre por nuestros pulmones. Y de allí que nuestra realidad, o mejor dicho, el concepto de realidad que vamos haciendo florecer en nuestra vida, sea aquello que mayormente podemos comprobar con nuestra vista, olfato, tacto, gusto y oído. Lo que no sea captado y decodificado por nuestros 5 sentidos, pasa a ser automáticamente sospechado, de "ilusión", "fantasía", "alucinación" o en su defecto, delirio, locura e irrealidad. Y es por este motivo que a estos contenidos se los relaciona con lo inconsciente. Digamos que en este caso estamos hablando de lo que Carl Jung denominó inconsciente colectivo, e incluye imágenes arquetípicas de las cuales todos los habitantes del planeta, participamos.


Ya sea en forma literal o figurativa, la palabra no es el "don" ni la vía característica del agua..., ni tampoco la forma que tiene de encontrar relaciones entre las cosas. Hablando de Piscis y Neptuno, estamos hablando justamente de aguas inmensas y profundas, en donde la recepción y transmisiòn de cualquier cosa que querramos expresar, comprender, etc. se hará por mediación de una corriente emocional que lejos de llegar a la mente, debe llegar al alma. La mente puede leer palabras. El alma leerá emociones.


Seguramente te estarás preguntando como leer algo sin palabras. Como comprender una emoción. Podrías pensar que me refiero a cosas que podría interpretar un adivino, un chamán o un vidente. Y la respuesta es que sì... pero tampoco hay que exagerar!!!, ya que por más que no hayamos nacido bajo este signo, -o cualquier otro de agua-, o que no conozcamos lo que significa tener un Neptuno "fuerte" en nuestra Carta Natal, todos, absolutamente todos conocemos y sabemos decodificar el lenguaje de la música, unos de los símbolos atribuidos a este mundo onírico de los peces y el mar.




Los sonidos de las películas son un ejemplo y hablan de por sí: en la escena en donde la mano negra llega a alcanzar a la víctima, o donde se está por abrir la puerta que revelará el enigma, o quizá el instante en que triunfa el amor..., el redoble del tambor que preparan a la muerte..., sin olvidar las cornetas graciosas acompañando al bromista, veremos que la música será la propulsora del ambiente que dejará que te relajes, incentivará a la risa, acompañará tus lágrimas o hará que te tenses como las cuerdas de un violín.


Si quisieras eliminar esos sonidos, te encontrarías con que no llegarás a experimentar esa especie de "encantamiento" que te transporta en el espacio tiempo sin que te hayas movido de tu asiento.


Y hablando de este tema, el fenómeno del del tiempo también es distinto cuando el elemento del que estamos hablando es el agua. Por eso, para ser coherente en medio de los mares de la incoherencia, seguiré con el mismo ejemplo:



Si la película te ha gustado, la hora de duración que ésta ha tenido, habrá volado!. Si se trata de un concierto, tampoco percibías el transcurso de las horas. Digamos que es como si la consciencia se escapara y tomara otros parámetros que nos transportan en segundos a otro lugar..., a otra forma de percibir la realidad que nos circunda. Y Piscis y Neptuno nos hablan de ese éxtasis e incluso de todo aquello que se relacione con la alteración de esta consciencia espacio-temporal que vivimos todos los días.


Referido a este punto, podemos hablar también de las alteraciones de la realidad producidas por droga, alcohol y fàrmacos, como también, aquella conseguida por la meditaciòn y todo estado en donde guiados por nuestra voluntad, provoquemos esta "salida" de la consciencia "normal" para adentrarnos en niveles relacionados con lo intangible. Las experiencia pueden diferir, pero la base sobre la cual se asientan es allí en donde los límites, como pasaba con los sentidos, se pierden, se difuminan y nos pueden llevar a vivenciar experiencias místicas positivas o la sensación de haber quedado atrapados en alguna pesadilla.


La locura, el arte, los sueños, la meditación, la consciencia más allá de las formas y todo aquello que pueda engañar a los sentidos, pertenece a la esfera de Neptuno y de piscis.


Por tanto, que puede pasar cuando Neptuno, el dios del mar, se adentre en este Signo?. Pues, simplemente que todas estas experiencias que menciono muy resumidamente aquí, se vean subrayadas.


Uno puede descubrir en sí a un místico, se puede transformar sin darse cuenta en un falseador de datos, o no ver con claridad como y cuando nos engañan; podemos comenzar a escuchar música angélica, intentar disolvernos en un mar de emociones, ponernos muy sensibles, ver conexiones en donde antes no veíamos absolutamente nada, crear una realidad paralela, vivir un delirio, fantasear todo el día, sentir pena y compasión por quien sufre, ser víctimas o redentores o tomar en cuenta el poder del mar para no verlo simplemente como un complemento poético, sino también como una fuerza capaz de arrasar con todo lo que encuentra a su paso.


Lamentablemente. esto último es lo que tenemos más presente en nuestra memoria a causa de la visión de un terrible tsunami que arrasó Japón y hace meses atrás, a Chile. Sin embargo, con esta catástrofe, comenzó a ponerse vigente la necesidad urgente de respetar al mar, de hacer cadenas de oración pidiéndole perdón, y quizá tomando consciencia de que el cuidado de las aguas es tan necesario como el cuidado de nuestro cuerpo, que además, está mayormente constituido por agua.


Todos estos fenómenos pueden tomar diferentes formas. Los arquetipos, sean de la clase que fueren, suelen manifestarse en forma simbólica y no necesariamente en forma de un mar que devora y destruye.


También simboliza la fuerza de la vida, que con el amor, redime y se sacrifica por los que ama.


LA DIFUMINACIóN DE LOS LÍMITES que Saturno constituye y deja claros, Neptuno, el dios del mar, entrando en Piscis, el océano, los borra, por ser contrario a todo aquello que establece una barrera entre la consciencia y la inconsciencia, entre bueno y malo, tú y yo y todo lo que tiene contornos y bordes definidos. Mirar una foto aérea de Fukushima antes y después de la ola del tsunami, puede dar una idea de lo que significa "perder los lí

mites". Y ver que muchos hombres exponen su vida a la radiación de las plantas nucleares para salvar a otros, es también una manifestación del mismo arquetipo.


Neptuno actualmente está en Piscis, aunque si está activo en tu Carta, y lo puedes detectar en alguna de estas


escenas:


En la búsqueda de la conexión que se encuentra tras todo lo aparente.


En lo invisible a los ojos pero visible para el alma


Es el gas inerte


Son los fantasmas de la mente y los fantasmas del aire.


Es lo que se filtra a través de las paredes y no se ve. Se filtra como agua, humedad, fuga de información.


En las adicciones.


Es algo que nos adormece y nubla los sentidos.


Está en los sueños de todos y algunas veces, con formas indefinidas,


Es lo confuso, el engaño, lo engañoso...


Es la música


La meditación, los estados alterados de consciencia.

Es el vidente


Se emborracha o fuma para perderse en un mar lejos de la responsabilidad de vivir.


Es quien resulta humillado y perseguido.


Es la víctima y el redentor


Es un cuento de hadas y brujas


El sacrificio por amor


El éxtasis


El jardín del Edén


La sensibilidad extrema que nos convierte en de gota en mar.


La locura, el delirio. También lo poseen las personas que adornan mucho lo que ven, piensan y dicen.


La creación y el arte a partir del sentimiento.


La alteración de la consciencia por medios artificiales


Una atmósfera viciada.


Es el fin de un ciclo..., es la apertura y la gestación de una nueva forma de vivir.


Es la vista borrosa ante el engaño que no queremos admitir porque duele.



Es lo indefinible y lo que se resbala de la razón como un pez...


Por eso, al intentar describirles con palabras todo esto a lo que me refiero con Piscis y Neptuno, espero haber podido hacer llegar algo de lo que pueda ser asequible a tu consciencia, ya que definir lógicamente lo indefinido, es realmente una tarea escurridiza sino, imposible.


Busca a Neptuno en tu Carta Natal. Será fuerte si:


1) Aspecta a alguna de tus luminarias

2) Toca tu Cruz -las líneas más gruesas que cortan la Carta Natal en 4 porciones: Ascendente, Descendente, Mediocielo y Fondo del cielo.

3) Es el foco de una configuración

4) Está en contacto con muchos planetas de tu mandala celeste.

5) Tienes Ascendente en Piscis.


La Casa, los aspectos y el Signo de tu Neptuno, nos cuenta en que sector de tu vida tiendes a nublar o ver difuminada la realiad. En donde tienes un exceso de idealización, pero también en qué lugar te es posible el avance "fuera de este mundo material".

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page