Gabriela Borraccetti

Psicoastrologuía

Buscar

Psicoastrologuia: La oposición en la Carta Natal de Argentina

Para los que entiendan algo de astrología estará claro, pero para los que no, observen que este círculo está dividido en dos por una raya que va de Norte a Sur en cuyos extremos, -pegados a otra recta que fracciona a la figura circular en 12 sectores-, se encuentran el Sol y la Luna. Lo primero que se puede interpretarse que una mitad del país está divorciada de la otra mitad del país en todos y cada uno de los gobiernos. Es decir que cuando a un 50% le va bien, al otro 50% le va mal o al menos, eso es lo que se SIENTE.


Toda figura presidencial que pasa a asumir el rol de representante de la República Argentina, ocupará no solo el sillón de Rivadavia, sino un sitial en la psique de su pueblo asimilable al rol de un padre cuya función será darnos de comer, cuidarnos, protegernos y ampararnos de todo mal, excluyendo a aquellos que le pasen factura porque considerarse excluidos o por tener exceso de bienes o falta de los mismos. La Luna en Capricornio en la casa IV, siempre evalúa su realidad de forma escasa y cuando se siente rechazada o abandonada, compensa con dinero lo que percibe no tener en aceptación.

Esta Luna se SIENTE poco querida, alejada, excluida del afecto familiar que brinda ese Sol y por ende, se separa de los que considera AMPARADOS bajo el abrazo cálido de la madre patria. -con lo que tiene Cáncer de mamá-papá juntos.

Nuestro código electoral, por otra parte, plantea que quien gane, lo hará por una mayoría de por lo menos un 40 a 50%, lo que además refuerza que los que estén fuera de esa línea, queden automáticamente no en simple discordancia sino en la vereda de enfrente. Eso es la oposición Sol-Luna de nuestro país. 

Dada esta versión psíquica colectiva que debemos superar, pasamos por períodos en los que estamos o a favor o en contra de la suprema autoridad de turno; nunca en una posición objetiva y crítica que incluso pueda acompañar y ser constructiva. Hasta ahora, esta tierra se dividió en dos, latiendo al pulso de esta oposición solilunar y con los riesgos que eso conlleva. El gobernante que asume es respaldado por la mitad y la otra mitad se rebela y empuja en contra, uno ataca a la mitad que no lo votó y el otro tira piedras al que no eligió. Salvo en los períodos en los que Plutón pasa y junto con su gusto por los extremos, ataca a sus propios hijos o los salva de las manos del diablo.

El Ascendente Libra propone: la mitad no puede salir adelante sin la otra mitad, y vaya que pasan ya 200 años y seguimos con las piedras, los arcos y las flechas y los unitarios y los federales. Todo con minúscula, porque desgraciadamente no podemos ver que en una pareja de padre Sol y madre Luna, no es posible salir adelante cuando uno tira en contra de otro. Los hijos que adoran al padre son castigados por la madre y los que adoran a la madre son castigados por el padre. Eso no puede sobrevivir como familia, y es  lo que nos pasa como país. 

0 vistas

© 2023 by Flora Day. Proudly created with wix.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram