top of page
Gabriela Borraccetti

El Universo en tí

Buscar

Psicoastrologuía: buscando respuestas en los astros

Cuando decidimos ir al astrólogo, lo hacemos empujados por el temor, por el deseo de confirmar que las cosas tornarán como queremos o con la idea de que lo que nos diga, nos lleve a salir de un problema o duda. Una minoría desea consultar para ampliar su conocimiento acerca de sí mismos y saber en qué lugar andan anidando algunos fallos personales.



No obstante, todo futuro tiene un pasado y viceversa. Si hemos ido de fracaso en fracaso en el área amorosa, laboral, familiar, etc., es fruto de una conducta que se ha congelado en el tiempo y de forma invisiblemente repetitiva. Esa rueda demuele las esperanzas y destruye el futuro. Inversamente, todo futuro está condicionado por ese pasado: no podemos esperar algo distinto si seguimos actuando o encarando nuestros problemas, repitiendo a ciegas la misma fórmula.


Y es que esperanza viene de espera...

Espera que implica una persistencia en una postura y una manera de encarar los problemas, esperando que lo idéntico nos lleve a lo distinto.


En psicoanálisis se llama a ese modo inconsciente de llevar el timón de la vida "compulsión a la repetición".


La causa de esto suele hallarse en lo profundo de la psique y no es con astros como vamos a salir de ahí. De hecho, ellos giran en círculos y tienden a probar cuanto hemos crecido o cuanto nos hemos estancado en círculos viciosos. Pueden darnos el panorama del para qué se repite un dolor, un fantasma, una caída, pero el como salir, lo brinda la psicología profunda.


Ambas disciplinas juntas son una gran herramienta para no caer en la trampa del "a mí ya me hicieron la Carta Natal", y creer que lo que alguien nos dijo alguna vez, está escrito en piedra, por siempre y para siempre jamás.


Es un gran error pensar que existe una única y válida interpretación de la Carta Natal, ya que no hay dos personas que interpreten de forma idéntica un mapa. Mientras uno cierran toda puerta a cambiar lo que han "leído", otros abren las mismas otorgando un sentido que nos deja entrever que de las mil posibilidades que hay, elegiremos la que esté al nivel de nuestra consciencia. No es lo mismo hacer una lectura a quien cree fervientemente que no tiene nada que ver con lo que le pasa, que hacérsela a aquel que comienza a darse cuenta de que es el sujeto de toda acción y creador de sus circunstancias, como tampoco es lo mismo el astrólogo que habla del libre albedrío y lo practica, que aquel que lo pregona pero cree que existe una sola interpretación correcta del futuro de quien lo consulta. En el segundo, no hay libertad posible. Hay un guión ineludible y una sola forma de descifrarlo. Algo similar al saber de un dios omnipotente.


Si hay un destino ineludible, es la muerte. Y todo depende de la filosofía de vida que tengamos, ya que los que creen en la reencarnación, sabrán que siempre hay una causa y un efecto que se verá en la próxima existencia o en el próximo paso que damos después de hacer algo positivo o negativo.


Si todo estuviese escrito de una forma inobjetable y correcta, a donde está la libertad? Cual es el sentido de nacer si cada existencia tiene un libreto previo que no se puede cambiar? Es lo mismo que pensar que si nacemos pobres, vamos a tener que seguir siéndolo por generaciones hasta el fin de nuestra descendencia.


Por algo Sócrates dijo SOLO SÉ QUE NO SÉ NADA: declarar esto es mantenernos humildes ante el conocimiento y eso permite que cada persona sea un mundo aparte, tal como lo es la manifestación de la Carta Natal. Ni siquiera en mellizos nacidos con segundos de diferencia, existen con los mismos astros, la misma conducta. Esto último se ha disfrazado con millones de cálculos para validar a la astrología que por supuesto, no necesita de ellos para ser una hermosa y completa brújula de la vida.


El problema es no verla como una guía, sino como un libreto grabado en piedra.




Me ha llenado de consultas de gente aterrorizada o esperanzada en algo que un astrólogo les dijo hace 5, 10, 15 o 20 años. Algunos con cualidades que no tienen, otros con pecados que no comentieron. Cuando cualquier herramienta infunde temor, traba o desdibuja es porque está mal utilizada. Salir preocupado y sin futuro de una consulta es el primer signo a tomar en cuenta para no volver.


Sepa que quien lee su mapa es otro ser humano y no un DIOS. Sepa que se trabaja de a dos y que Ud. sigue siendo siempre el que elige. De hecho, elige a su astrólogo entre miles que lee. Por algo será...

24 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1件のコメント


Me encantó la aclaración que subyace en la humanidad del astrólogo,lo cual reafirma mi confianza en su profesionalismo.Gracias

Esclarecedor el podyrp6

いいね!
bottom of page