Gabriela Borraccetti

Psicoastrologuía

Buscar

Psicoastrologuía: Astrología y libre albedrío

Lo que un astrólogo puede prever, es el movimiento de los planetas en los cielos y comunicarle así a quien consulta, que tipo de energías que se despliegan y cuales son aquellas que pueden resonar en espejo con las de la Carta Natal, dado que nuestro mapa describe algo así como una frecuencia a la cual nos hallamos sintonizados y que por ende, capta o registra las configuraciones de cielo según afinidad o disonancia.



Parafraseando aquello de que como es arriba, es abajo; podrá comprenderse que quien nace como una antena dispuesta a sintonizar melódico, no podrá sentirse en armonía cuando el cielo ejecute un rock pesado y quien haya nacido con una onda que armonice con un ritmo acelerado, no se encontrará de parabienes cuando se crucen por su campo energético acordes que intenten lentificar su ritmo para llevarlo a paso de vals.


Por este motivo,un astrólogo humanista o un psicoastrólogo, podrá guiarnos respecto de lo armonioso o aturdidor de las melodías que se presentan en nuestras vidas para permitirnos comprender cual es el aprendizaje que nos toca vivir, comprender su significado básico y resignificar (dar un nuevo siginificado, no crear magia), a las experiencias desde una nueva perspectiva. Comprender para qué algos nos sucede y nos vuelve a suceder, ayuda a transitar períodos difíciles ya que comprendemos el logro que significará crecer y alcanzar un nuevo nivel de consciencia. Bajo ningún punto de vista, -al menos de mi vista-; puede un astrólogo humanista anticiparse a decir de que forma se manifestará determinada energía con puntos y comas. Eso de decir que "vas a conocer a una pareja que te va a llenar de flores y obsequios y van a morir de viejitos juntos", es una en tantas otras posibilidades de encontrar felicidad y no es para todos andar de a dos para toda la vida, Amén. Interferir en ese tipo de cuestiones, es tan sólo un juego con el cual podemos subirnos a un pedestal adivinatorio, pero que en definitiva, tiende a quitar la responsabilidad y la creatividad de quien debe dar cuenta de su propia existencia y a crear una expectativa que impide que la misma persona pueda leer las señales de los tiempos. La vida tiene la costumbre de enviarnos pequeños gestos que solo ven los que aprenden a estar atentos. En esto sí, el astrólogo humanista o el psicoastrólogo, tiene que ser un maestro. Cuando decimos que el hombre tiene libre albedrío, justamente nos referimos a eso; a que debe resolver que actitud o participación tomar, en medio de una cantidad de experiencias que la vida le tiende ante sí en forma de suerte, accidente, amor, cambios, lecciones, crisis, etc. Ningún astrólogo que sea sincero, puede dictaminar el desenlace exacto de un acontecimiento, y menos cuando se trata de situaciones en las que intervienen un montón de personas, (profesionales de la salud, familiares, parejas, hijos, etc). Poder contener todas las variables sería imposible, y alimentar este criterio diciéndole al cliente que uno puede saberlo todo y responderlo todo, es no sólo falaz, sino mentiroso e irresponsabl; y si bien hay personas que se dedican pura y exclusivamente a ello, en lo personal, no creo que esos sean las mejores aplicaciones de la astrología.


Si estuviera diciendo yo algo errado, no existirían tantos pronósticos errados escritos y borrados en la web y en la vida de tantos que han venido alguna vez a consultarme porque la muerte, el casamiento o el embarazo deseado que otro les vaticinó, no había sucedido. Muchas vidas arruinadas conocí por este tipo de intervenciones.


Si estuviera equivocada, no existirían tantos pronósticos errados, editados y borrados hoy de la web, pero nunca de la memoria de muchos que han venido a consultarme por el terror a una muerte que aún esperan, el embarazo que no se produjo y se anhela o tantas otras predicciones que resultaron en un dolor más que en una forma de aprender a entender y a entenderse. Vivir es una experiencia que no puede depositarse en el oráculo; en cambio "consultar a los dioses", -que en la actualidad sería descrito como el pedir consejo, asesoramiento, guía espiritual,etc.-; es una actividad que acompaña al hombre desde hace siglos e incluso ha quedado grabada en piedra, a las puertas del oráculo de Delfos con la frase "CONÓCTE A TI MISMO". En definitiva, la astrología, está absolutamente ligada con el autoconocimiento, siendo una forma inestimable de abordar la búsqueda del self, o del SÍ MISMO NUCLEAR a partir de la lectura de los símbolos de la carta natal, teniendo en cuenta que aquello que se transforma en destino, no es más que el propio carácter: si aprendemos a mirarnos por dentro, podremos saber lo que puede venir desde afuera.


Entonces, que es una consulta con un psicoastrólogue?: En la Carta Natal existen muchas formas de encontrar un mundo que no vemos y junto con él, las recetas que solo son para nosotros, hechas a nuestra medida. Es un "conócete a tí mismo" al que estás invitados siempre que estés buscando adentro y no durmiendo en los espejitos del afuera!


Atenta y conscienzuda-mente, PsicoAstroLoGuía, Lic. Gabriela Borraccetti

0 vistas

© 2023 by Flora Day. Proudly created with wix.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram