Gabriela Borraccetti

El Universo en tí

Buscar

Plutón reformando las bases de la seguridad emocional

Actualizado: 13 abr

La Luna en Cáncer es la que recoge, -desde que Plutón está en Capricornio-, la tirantez que hay entre la seguridad y protección que buscamos ante las dificultades del mundo y los que se abusan o invaden o destruyen dicha caparazón. Ya sea por el ruido que hace una panza por falta de nutrición, la indiferencia helada de quien debiera cuidarnos, el hedor que desprende una madre celosa de su hija o cualquier forma oscura, envidiosa, retorcida, psicopática y perversa de tratar a quien es "hijo" de una determinada tierra, país, madre, patria o pueblo, Pacha Mama o lugar de pertenencia, estaremos experimentando lo que significa juntar el suficiente coraje para derribar viejos mecanismos de dependencia, pertenencia, nutrición y seguridad que ya no sirven.


Por supuesto que a medida que pasen los años, tendremos que seguir enfrentando los embates plutonianos hasta que en el 2024, el dios del Hades pase al sector de Acuario y comience a trabajar con lo obsoleto de Leo, Acuario, Escorpio y Tauro.


Hasta no llegar ahí, estaremos en proceso de demolición y reconstrucción de bases, en la búsqueda de un punto que sintamos como imprescindible y no negociable sobre el cual echar raíces y sentir como nutritivo y no como terreno minado. Debemos llegar al extremo de que todo lo que hasta ahora hemos considerado imprescindible, nos falte, para así volver a dar pasos en la dirección de lo que nos identifica como seres con un pasado, con historia, con pertenencia, con necesidades, con debilidades y necesidad de cobijo, alimento y afecto y con un sentido de "lo nuestro" y de unidad que solo es posible cuando el elemento Cardinal y de Agua, hace circular afecto, comprensión y protección. Cualquier tránsito lunar no dura más de dos días y monedas, pero en ellos podremos ver pequeños hechos que forman indicios de lo que va a ser mañana, cuando Plutón salga de Capricornio. Lo que huela mal, terminará por desaparecer. Nunca desaparece lo que está fuerte, lozano y es bueno para nuestra evolución espiritual. Por lo general, para saber como se va a manifestar algo, no hay nada mejor que mirar "las señales de los tiempos". Podemos enterarnos de personas que deciden "romper con el pasado" a muchos niveles. Algunos pueden vender su casa e irse a vivir a otro lugar para abandonar un foco de conflicto, otros le pueden poner fin a una relación, otros se desharán de su familia, algunos se sentirán invadidos y saqueados de manera muy profunda y otros habrán roto con pesadas cadenas que los mantenían atados. A la pregunta de si esto es malo o es bueno, no hay respuesta. Eso lo decidiremos nosotros después de que pase el tránsito, ya que una verdadera crisis y un gran crecimiento, son observables con suficiente perspectiva. Nos damos cuenta de lo que realmente ha cambiado, cuando nos alejamos lo suficiente, no en distancia, sino en tiempo. Renacemos. De eso se trata. Y renacer, es una segunda oportunidad para no hacer las cosas automáticamente sino con mayor consciencia. Aprovecha esta Luna para ver que cosas del pasado, del afecto, de tu base emocional, de tus inmuebles, pertenencia, nacionalidad, país, hogar, etc., te señalan una zona en la que habrá que modificar algo de raíz. No es para temer. La vida da señales y lo que tenemos que hacer, es mirar profundamente dentro de uno para reconocer que no es bueno quedarnos en un mismo contexto cuando éste nos asfixia. Poda tus vínculos malsanos. Para más artículos, también podés suscribirte gratis a: WWW.PSICOASTROLOGUIA.COM

62 visualizaciones0 comentarios